Parábola

Parábola

Definición y propiedades.

Es una curva cónica, abierta, plana y de una sola rama.

Lugar geométrico de los puntos del plano que equidistan de uno fijo denominado foco y de una recta denominada directriz.

Elementos de la parábola

Elementos de la parábola

Elementos.

  • Además del foco F y la directriz, cuenta con un eje de simetría E, normal a la directriz y que contiene al foco.
  • Se denomina vértice V, al punto de intersección de la curva con el eje, la tangente en V a la curva es paralela a la directriz. Por ser V un punto de la curva, equidista del foco y la directriz.
  • Se denomina Parámetro P a la longitud de la cuerda que pasa por el foco y es paralela a la directriz. El semiparámetro mide lo mismo que longitud hay de F a la directriz.
  • Las circunferencias focal y principal tienen radio infinito por lo que se convierten en rectas, la circunferencia focal coincide con la directriz y la circunferencia principal coincide con la recta tangente en V a la parábola.
  • El centro de curvatura en el vértice (Cv) es el centro de la circunferencia osculatriz que pasa por V,  Cv está a igual distancia de F que F de V. Tomando varios puntos muy próximos de la curva, se denomina circunferencia osculatriz a la que pasa por ellos.

Trazado de parábolas

A. Conociendo la directriz y el foco.

En cualquiera de los dos métodos descritos se verifica que cualquier punto de la curva equidista del foco y del eje.

1. Primer método. Por puntos.

Dada la directriz D y el foco F, dibujamos el eje (perpendicular a D por F) y determinamos V (vértice y punto de la curva) en el punto medio del segmento FB (B es el punto de intersección entre el eje y la directriz). Graduamos el eje a partir de F y en sentido opuesto a V en cualquier número de partes iguales o no, por donde trazamos normales al eje. Con centro en F y radio 1B trazamos una circunferencia que corta en 1’ y 1”, puntos de la parábola, la normal correspondiente a 1. Procedemos de igual modo para los puntos restantes incluido el propio F y unimos los puntos así obtenidos a mano alzada.

2. Segundo método.

Determinamos V y por V trazamos la tangente a la curva (“circunferencia principal”-paralela a la directriz), llevando sobre ella el semiparámetro en A. Trazamos la mediatriz del segmento AF y obtenemos el punto O sobre la prolongación del eje. Trazamos, con centro en O una circunferencia de radio OF que corta al eje y determina el punto C. Graduamos el eje en partes iguales (1, 2, 3…), por donde trazamos normales al eje. Dibujamos circunferencias de diámetros C1, C2, C3…, estas, cortan a la tangente trazada por V a la curva, en los puntos 1a, 2a, 3a…. desde donde trazamos paralelas al eje hasta cortar a las rectas normales al eje correspondientes en 1’ y 1”, 2’ y 2” etc.. puntos de la parábola. Trazamos a mano alzada o con plantilla de curvas.

B. Conociendo el vértice, el eje y un punto de la curva. Por haces proyectivos.

Conocido el eje E, el vértice V y un punto P de la curva, trazamos por P y V perpendiculares al eje y por P una paralela, obtenemos de este modo el paralelogramo VAPB, trazamos otro paralelogramo simétrico de este respecto al eje, CMVA. Dividimos en partes iguales los segmentos paralelos al eje y en el doble número de partes, también iguales, el segmento BC, las primeras divisiones las unimos con V y por el resto trazamos paralelas al eje. Donde se cortan las correspondientes (ver el dibujo) obtenemos puntos de la curva.

Trazado de parábolas Conociendo la directriz y el foco, 2 métodos, y conociendo el vértice, el eje y un punto de la curva.

Trazado de parábolas Conociendo la directriz y el foco, 2 métodos, y conociendo el vértice, el eje y un punto de la curva.

Trazado de rectas tangentes a la parábola.

Por un punto A de la curva.

Uniendo el punto A dado con el foco y trazando desde él a la directriz una perpendicular, obtenemos el ángulo FAP, su bisectriz es la recta tangente buscada en A.

El punto P perteneciente a la directriz (circunferencia focal en la parábola, de radio infinito) es siempre simétrico de F respecto de la tangente trazada, como sucedía en la elipse (la circunferencia focal es el lugar geométrico de los puntos simétricos del foco respecto de las rectas tangentes trazadas a la curva). Conociendo el foco F, el punto de tangencia A y la directriz D podemos trazar la tangente, pues P está en el pié de la normal trazada a la directriz desde A (en la elipse P está en la intersección de la circunferencia focal con la prolongación del radio vector que contiene al punto A y al propio centro de la circunferencia focal).

Desde un punto exterior.

Como en la elipse, trazamos una circunferencia de centro en el punto exterior A dado y radio AF que determina X e Y sobre la circunferencia focal (directriz en la parábola), Por X e Y trazamos perpendiculares a la directriz (buscando lo que sería el centro de la circunferencia focal, en el infinito en el caso de la parábola y normal a la directriz), y obtenemos en su intersección con la curva (o con las propias tangentes aún no dibujadas) los puntos T1 y T2 de tangencia. Las mediatrices de XF e YF son las tangentes buscadas y X e Y son puntos simétricos del foco F respecto de las tangentes trazadas.

Trazado de rectas tangentes a la parábola. Por un punto de la curva. Desde un punto exterior. Paralelas a una dirección dada.

Trazado de rectas tangentes a la parábola. Por un punto de la curva. Desde un punto exterior. Paralelas a una dirección dada.

Paralelas a una dirección dada.

Dada la dirección r, trazamos por el foco F una recta perpendicular a dicha recta r que corta en X a la directriz D (circunferencia focal). Unimos el punto X con el “centro de la circunferencia focal” (en el infinito, luego trazamos por X una perpendicular a la directriz) que corta en T, punto de tangencia, a la curva. Trazamos la mediatriz del segmento FX que será la tangente a la curva, paralela a la dirección dada, en el punto T obtenido.

Tags: , ,